Sistema de carga de vidrio TUROMAS, una solución versátil y eficiente

#TUROMASTECHNOLOGY

El sistema de carga TUROMAS ofrece múltiples beneficios para las empresas transformadoras de vidrio, incluyendo el incremento de la productividad, la optimización de la distribución en planta, el ahorro económico o la seguridad en fábrica.

En la década de los 80, los ingenieros de TUROMAS detectaron que la fase de carga ralentizaba el resto del procesamiento de vidrio plano. Para hacer frente a ese cuello de botella, idearon un sistema compuesto por brazos basculantes con ventosas para cargar la lámina de vidrio y descargarla sobre la mesa de corte.

Desde el lanzamiento de esta solución pionera, fiable y segura hasta el momento presente, se han fabricado y vendido más de 1.200 unidades en todo el mundo, con una importante expansión en los mercados hispanohablantes, brasileños y portugueses.

Sistema de carga de vidrio TUROMAS en RUBI 403VAC-3

Esta tecnología lleva utilizándose más de tres décadas bajo cualquier tipo de condición, sin embargo, no se ha mantenido estanca y ha seguido evolucionando hacia nuevos modelos.


Innovaciones que, además de integrar los brazos con ventosas en la propia estructura de la mesa para realizar la carga, incorporan correas para posicionar y evacuar las hojas de vidrio de manera completamente automática.


Actualmente, el departamento de I+D de TUROMAS está desarrollando una versión para trabajar con vidrio de tamaño jumbo y en un nuevo sistema de separación instantáneo. Ambos avances que, sin duda, revolucionarán la industria del vidrio.

Los beneficios del sistema de carga TUROMAS

El sistema de carga TUROMAS tiene múltiples beneficios para el cliente que decide comprarlo. Beneficios relacionados con el incremento de la productividad, la optimización de la distribución en planta, el ahorro económico o la seguridad en fábrica.

1. Automatización de la carga y corte de vidrio para mejorar la eficiencia y la productividad

Para automatizar el proceso de carga y corte de vidrio, TUROMAS plantea varias soluciones eficientes en función de la mayor o menor inversión del cliente según busque una combinación de maquinaria más o menos completa en planta.

Las respuestas más estándares serían complementar una mesa RUBI 303VA para cortar vidrio monolítico con una mesa de tronzado o añadir una mesa basculante MV-300 a una mesa compacta para cortar vidrio laminado. Tanto una como otra incorporan brazos basculantes con ventosas que permiten cargar las planchas de vidrio independientemente del grosor y del tipo de vidrio que sea.

Los brazos con ventosas que realizan la función de carga se encuentran incorporados en la estructura de la misma mesa por lo que se elimina la necesidad de un cargador externo o de una mesa de transferencia.

Distribución mesa de corte de vidrio monolitico RUBI 303VA + MT300B
Distribución mesa de corte de vidrio laminado LAM304 + MV300

Junto con las ventosas, en la estructura de los brazos se incorporan unos topes que permiten alimentar manualmente, como si de unos brazos de carga convencionales se tratase, la mesa de corte. De esta forma, se adapta el sistema de carga para clientes con una producción muy variable y que requieren de un sistema de carga flexible y acorde a sus necesidades.

Topes brazos de carga para alimentación manual

Para las empresas con una importante diversidad de vidrios, la alternativa sería combinar un almacén inteligente básico con una mesa de corte que incorpore el sistema de carga TUROMAS. La combinación de ambas máquinas permite optimizar el espacio y destinar el área no utilizada con el cargador a ampliar la capacidad de almacenamiento del sistema.

Es el caso de los modelos de corte VAC con sistema de carga TUROMAS y correas de posicionamiento. Una solución de carga automática de vidrio extremadamente compacta y de gran rendimiento.

En concreto el modelo RUBI 403VAC-6 permite disponer de 2 hojas de vidrio sobre el tablero de forma simultánea, con avance sincronizado, permitiendo la entrada al corte de la segunda plancha durante la evacuación de la primera al sistema de tronzado. Además, el modelo RUBI 403VAC-6 ofrece la posibilidad de ampliar el corte útil a 6100 x 3300 mm.

Mesa de corte de vidrio monolitico RUBI 403VAC-6

Por último, una solución completamente automatizada sería la unión de un almacén automático – tipo Rack-Shuttle SR y una línea de corte con sistema de carga TUROMAS. Una alternativa sencilla y económica que permite almacenar, cargar y cortar vidrio de forma autónoma además de obtener un rendimiento hasta un 300% superior.

Cada uno de los espacios productivos es diferente y todos ellos tienen elementos que dificultan o impiden la instalación de las máquinas o su funcionamiento, limitando la zona efectiva de trabajo al espacio entre columnas de una misma nave y siempre supeditado a la existencia de un puente grúa sobre toda la zona de almacenaje para poder realizar la recarga de vidrio.

El sistema Rack-Shuttle SR rompe con las limitaciones ya que puede trabajar entre diferentes naves sorteando las columnas y eliminando la necesidad de disponer de un puente grúa que abarque toda la zona de almacenaje, realizando la recarga del vidrio en el almacén sobre un caballete específico que será movido dentro del almacén por la propia máquina.

Almacén automático SR-03

Además, estos sistemas de almacenaje han sido diseñados modularmente para que la máquina pueda seguir creciendo a medida que lo hacen las necesidades de la empresa, incrementando el número de caballetes y el área de almacenamiento gradualmente.

distribución en planta SR-03 + RUBI 303VA + MT-300B + LAM 3004 + MV-300
Distribución almacén automático SR-03 + líneas de corte RUBI 303VA + MT300 y LAM 304 + MV300

Las mesas de corte, gracias al sistema de carga TUROMAS, son capaces de cargar las hojas de vidrio directamente del caballete del almacén. Además, los Rack-Shuttle SR permiten alimentar simultáneamente dos líneas dispuestas en paralelo, aumentando el flujo de trabajo y vidrio hacia los siguientes procesos.

Mayor flexibilidad, por un lado, y mayor cadencia productiva, por otro, los almacenes Rack-Shuttle – SR en combinación con máquinas de carga automáticas con brazos basculantes y ventosas, forman un sistema de producción capaz de suplir las necesidades del procesador más exigente y, a la vez, adaptarse virtualmente a cualquier espacio y tipo de vidrio.

2. Ahorro de espacio y dinero sin renunciar al rendimiento absoluto

En comparación con otros sistemas convencionales, que no integren la carga del vidrio automática, el sistema de carga TUROMAS posibilita el ahorro de entre 10.000€ y 12.000€ anuales al prescindir del operario que alimenta la mesa de corte, pudiendo estar asignado a otras tareas.

Asimismo, el uso del puente grúa en lugar de destinarse a alimentar la mesa de corte, se puede reservar para otros procesos productivos, como la carga / descarga de materia prima y producto terminado.

Otra de las principales ventajas que ofrece esta tecnología que integra el cargador en la propia mesa de corte es la optimización del espacio y en consecuencia el ahorro del coste del cargador automático. Hay empresas que no cuentan con la suficiente infraestructura y es imprescindible aprovechar los recursos de espacio al máximo

3. Seguridad, un aspecto importante que no se descuida

El sistema de carga TUROMAS incrementa la seguridad de los empleados en planta al evitar los posibles accidentes que podrían darse al alimentar la mesa de corte de forma manual.

Prevención de riesgos laborales y también reducción considerable de las roturas por colisiones porque las ventosas de los brazos, gracias a los dispositivos que las controlan, detectan cuándo la superficie del vidrio está próxima y solo entonces activan el vacío para impedir posibles choques.

Sistema de carga TUROMAS en almacén automático SR-03

Para controlar el agarre de las ventosas, un vacuostato indica cuándo se alcanza el nivel de vacío óptimo para cada tamaño de vidrio. Además, el mecanismo de separación que utilizan asegura que se carga una única hoja del caballete en cada ciclo.

Todos estos datos se monitorizan y visualizan en el pupitre de control de la mesa y en la pantalla de la oficina.  

4. Carga de todo tipo de vidrio

El vidrio es un material que tiene una amplia variedad de tipologías y aplicaciones en función de su composición. Por ello, el sistema de carga TUROMAS ha sido diseñado específicamente para trabajar bajo cualquier circunstancia.

Este sistema posibilita la carga automática de hojas estándar de vidrio monolítico de espesores de 2 mm. hasta 25 mm así como planchas de vidrio laminado hasta los 12+12 mm.

En concreto, el vidrio laminado es pesado y en consecuencia difícil de transportar. Para facilitar su manejo, el fabricante español pone a disposición del procesador vidriero la solución más compacta para cargar y cortar vidrio laminado que existe en el mercado actualmente: una mesa de carga MV-300 más una mesa de corte LAM 304.

Igualmente, el sistema de carga ha sido diseñado para evitar en todo momento el contacto con la capa superior del vidrio, transportando y cargando el vidrio sin tocar y por lo tanto sin afectar a la calidad de la capa bajo emisiva.

ventosa turomas

Cada nave es singular y cada cliente tiene unas exigencias. Por ello, los equipos de TUROMAS para transportar vidrio son versátiles. Soluciones de última tecnología que se adaptan tanto al empresario que está dando los primeros pasos hacia la automatización como al que necesita la máxima automación y productividad.

COMPARTE

Share on facebook
Comparte
Share on twitter
Tweet
Share on linkedin
Comparte

Me gustaría recibir las últimas novedades de Turomas